Consejos

El Juego

Ellos disfrutan mucho del juego,  su vida perfecta seria comer, dormir y jugar.  Al vivir en departamentos están lejos de todas las aventuras  (y peligros) que ofrece el mundo exterior.  Pero no obstante ellos no necesitan salir para estar felices,  seguramente vivirán mas años y con mejor calidad de vida si no salen de casa, siempre  y cuando pongamos algo de nuestra parte para hacerles la vida mas entretenida.

Es importante pensar en como seria la vida del gato en el exterior para poder pensar en el territorio que le podemos armar dentro.  Si no se le ofrece algo interesante pasará el tiempo durmiendo, convirtiéndose en un gato gordo y sedentario, o que no duerme de noche y molesta para que jueguen con él.  Puede tener por ejemplo acceso a una gran ventana para que pueda estar horas mirando al exterior, sin que esto ofrezca ningún peligro de que se salta o salte.  Disponer aunque sea 10 a 15 minutos un par de veces por día para  jugar activamente con él.   Cuando el gato maúlla no siempre es para pedir comida, puede estar demandando nuestra atención.

Se le pueden armar objetos que sirvan como juguetes, por  ejemplo juguetes tipo caña de pescar, con un cordón al que podemos atar cualquier cosa, y hacer que el gato lo busque, lo persiga y lo cace. Muchos gatos aprenden a traernos sus “presas” como los perros, en cuanto deducen que somos nosotros los que hacemos que esos juguetes se muevan. Con imaginación podemos crear muchos y variados juguetes, que los mantendrán entretenidos (bolsas de papel, cajas de cartón, pelotitas…).

Existen muchos juguetes para gatos en el mercado y generalmente los más sencillos son los que más les gustan. Es importante proporcionarle variedades y novedades para mantener su interés.

Volver a Consejos